Detectan un nuevo tipo de explosión estelar.

imagen

Algunas estrellas acaban sus días en grandes explosiones, ganan brillo mientras dura la explosión, durante breves intervalos de tiempo, y constituyen así las llamadas estrellas novas y las supernovas. Un equipo internacional de astrónomos, con la participación de investigadores del Instituto Astrofísico de Canarias, ha descubierto que este final puede tener una nueva forma hasta ahora desconocida. Los científicos registraron una explosión estelar a finales del 2002 y han analizado los datos durante todo este tiempo. Según publican en la última edición de la revista Nature, la estrella V838 de la constelación del Unicornio explotó convirtiéndose en la más brillante de toda la Vía Láctea durante un breve lapso de tiempo y fue considerada como una nova. Pero las novas se desprenden rápidamente de las capas externas de material y condensan en estrellas masivas muy calientes. Por el contrario, en la explosión descubierta por los astrónomos, la estrella se expandió y evolucionó hasta convertirse en una supergigante fría y luminosa, y su brillo osciló durante unos días. 

Gracias a las imágenes del telescopio Hubble, los científicos han deducido que las oscilaciones en el brillo de la estrella se deben a un efecto de “eco” de la luz reflejada en material eyectado en explosiones anteriores. Los astrónomos afirman que el brillo inusual de la estrella y el extraño comportamiento de la explosión hacen de este caso un nuevo tipo de explosión estelar que todavía carece de una explicación física satisfactoria. 

Autor: Alejandro López 

Esta entrada foi publicada en 2. Universo e etiquetada , , , , . Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta