La clonación humana, los riesgos

 

imagen

El objetivo de la investigación de la clonación humana nunca ha sido el de clonar personas o crear bebés de reserva.

 

La investigación tiene como objetivo obtener células madre para curar enfermedades.

Claro que se han publicado los resultados de la investigación sobre clonación de animales y humana para obtener células madre y, al igual que el resto de los descubrimientos científicos, estas publicaciones están disponibles a nivel mundial.

Y era inevitable que un día este conocimiento fuera mal utilizado. Ahora, varias personas en el mundo propagan su idea de clonar un bebé.

Estos individuos no trabajan para ninguna universidad, hospital o institución gubernamental. Por lo general, la comunidad científica a nivel mundial se opuso fuertemente a cualquier hipótesis de clonar a un bebé.

Según John Kilner, presidente del Centre for Bioethics and Human Dignity en los Estados Unidos, “La mayoría de las investigaciones publicadas demuestra que la muerte o la mutilación del clon son resultados muy probables en la clonación de mamíferos.” 

Nadie sabe hasta que punto avanzó la clonación humana realmente en bebés. En Abril de 2002, el científico italiano Dr. Severino Antinori hizo un comentario improvisado a un periodista, afirmando que tres mujeres estaban embarazadas de un embrión clonado. A partir de entonces le apartaron de debajo de las luces del escenario y nunca más tuvo oportunidad de confirmar o negar ese comentario. Aunque no fuese verdad, o el intento hubiera fallado, da la sensación de que Antinori pretenda intentar clonar un bebé humano en un futuro próximo.

Los médicos evalúan los riesgos de la clonación humana como muy elevados.

“Someterse a la clonación por parte de los humanos no significa asumir un riesgo desconocido, sino perjudicar a las personas conscientemente”, afirma Kilner.

La mayoría de los científicos es de la misma opinión. La gran mayoría de los intentos de clonación de un animal dieron como resultado embriones deformados o abortos tras la implantación. Defienden que los pocos animales clonados nacidos presentan malformaciones no detectables a través de análisis o tests en el útero, por ejemplo, las deformaciones en el revestimiento de los pulmones.

En 1996, fue clonada la oveja Dolly. Fue el primer animal clonado a partir del ADN derivado de una oveja adulta en vez de ser utilizado el ADN de un embrión. Pero aunque Dolly tenga una apariencia saludable, se cuestiona la posibilidad de que envejeciera antes que una oveja normal. Además fueron necesarios 277 intentos para producir este nacimiento.

¿Quién aceptaría estos resultados en un experimento con bebés humanos?

Hay quién está de acuerdo con la clonación para la obtención de un bebé. Algunos incluso, pueden ser padres que perdieron un bebé y que quieren sustituirlo, o pueden ser personas que desean tener hijos pero que no lo consiguen de la manera tradicional. Por ejemplo, en caso de que un hombre no pueda producir esperma, puede hacer que su propio ADN sea introducido en el óvulo de su pareja, creando un clon de él mismo.

Autor: Pablo Rodríguez

Esta entrada foi publicada en 3. Revolución xenética e celular e etiquetada , . Garda o enlace permanente.

6 Responses to La clonación humana, los riesgos

  1. lizeth viancha di:

    A noticia está moi ben redatada para informar do que é a clonación pero aínda que existan persoas que non poidan ter fillos ou que se lles murisen, éstas, non se poden plantear a idea da clonación dado que, como a mesma noticia di, os resultados non son sempre os esperados e moito menos detectables con probas médicas. Hai que pensar que aínda que un clon nazca e os seus pais se ilusionen con el ao pouco levaríanse un disgusto ao enterarse das malformacións do seu “bebe”.
    O que lle sucedeu ó científico italiano Dr. Severino Antinori co seu comentario desafortunado paréceme inxusto porque seguro que moita xente (refírome a xente con experiencia científica) está a facer clonacións sen permiso ningún e este científico italiano por comentar algo xa non se lle permitiu ningún comentario máis, só por informar do que sucede realmente (cousa que non fai a maioría).
    En conclusión paréceme ben que a clonación avance pero gustaríame que, ata que non esté completamente perfeccionada, non se probara en situacións reais.

  2. pablo rodriguez di:

    Estou de acordo con Lizeth, porque para que uns pais teñan un fillo que lles saia ben mediante a clonación, como di o artículo, necesitaríanse numerosas provas, e moitos dos nenos sairían mutilados e con malformacións.

  3. Daniel Barreiro Ures di:

    A min a clonación (e máis aínda en humanos) paréceme completamente inmoral. Ademáis dos riscos comentados no artigo, iso de xogar a ser Deus soamente crea monstros (por exemplo o doutor de Auschwitz, Mengele, ou o biólogo de Stalin, Ilya Ivanov).

  4. Lizeth Viancha di:

    Por una parte tes razón, non se pode xogar a ser “Deus”, pero aínda así opino que cando exista un control sobre o que poda pasar e que os resultados non sexan nin mutilacións ni malformacións.

  5. ivan garcia di:

    Estou deacordo con daniel en unha cousa, a que non se pode xogar a ser Deus.
    As ideas que se ten nestes momentos para a clonacion non son malas, pero ten bastantes problemas eticos.
    Recordo unha película, que tera un 5 anos mais ou menos, chamada “A illa”, que ainda que e unha pelicula de ciencia-ficcion, sale moi ben refrexado a idea de daniel.
    E unha pelicula que recomendo ver para a xente que lle interese este tema.

  6. tamara p di:

    La ciencia siempre ha mantenido una carrera por hallar respuestas a lo posible y lo inexplicable, siempre ha intentado ir un poco más lejos, avanzar en beneficio de la humanidad y satisfacción de sus practicantes y fieles.

    Sin embargo, ante esta cuestión donde conceptos tecnológicos, científicos, religiosos y éticos subyacen, se requiere en primera instancia información suficiente y diáfana en un nivel que permita al profano y la diversa sociedad, comprender el complejo tema sobre el que se ve impelido a decidir, quizás a un ritmo más acelerado de lo que su asimilación está acostumbrada o permite.

    Clonación de embriones humanos, hasta hace bien poco, tan solo argumento de fantásticas mentes, hoy, las investigaciones nos sorprenden con una posibilidad que nos fascina y abre un interesante mundo de expectativas y es aquí que deben surgirnos preguntas, por ética, por seguridad, por control, es que, ¿no debe haber límite?.

    Bien, sí considero que tiene que haber un techo para todo, no entendido como trabas o cortapisas, sino como regulación responsable y objetiva, como código de principios, para que no llegue el día en que podamos llegar a ser víctimas de nuestros propios logros.

    Seamos conscientes de a donde hemos llegado y la magnitud de los temas que abordamos, deliberemos con compromiso sobre las consecuencias, seamos prudentes pero tampoco nos cortemos las alas.

Deixa unha resposta